Alan Turing, padre de la informática

Creo que es muy importante destacar las biografías de personas que dejaron huellas en los diferentes campos de estudio o interés humano. En este caso la Ciencia y tecnología.No importa que ya no estén con nosotros, no importa que sean parte de una historia que las nuevas generaciones No consideran o quieren olvidar.

Lo importante es tener en cuenta que el progreso de la ciencia y tecnología no se debe al aporte de un Único país o persona, sino del aporte de todos, países y personas, en mayor o menor medida; pero aporte al fin. 

Por tanto el destacar lo positivo de algunas de esa multitud de personas, Científicos, ingenieros y técnicos en este Blog, es algo que no solo es un reconocimiento publico; sino una obligación de dejar realidades y bases solidas a las nuevas generaciones de humanos que sigan este camino o que quieran saber cual es el origen o la razón de todos estos logros en Ciencia y tecnología.

Hasta siempre.
Carlos Tigre sin Tiempo = CTsT

*********************************************************************************

La ciencia y la tecnología conmemoran a Alan Turing, padre de la informática

La comunidad científica y tecnológica conmemora el centenario del amado padre de la computación moderna, el genio matemático británico Alan Turing, cuyos decisivos trabajos de descodificación de mensajesfueron claves para vencer a la alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial.
El 23 de junio se celebra el centenario de su nacimiento en Londres, y muchas ciudades han organizado conferencias y exposiciones para rendir homenaje a la labor de un hombre considerado un auténtico genio de las matemáticas, pero que fue perseguido durante toda su vida por su homosexualidad.

“Turing es probablemente la única persona que ha hecho contribuciones que han cambiado el mundo en los tres tipos de inteligencia: la del ser humano, la artificial y la militar”, afirmaba en un editorioal reciente la revista prestigiosa científica Nature.

Turing murió a la edad de 41 años, envenenado con cianuro (hay dudas sobre si se suicidó realmente, como comunmente se afirmaba hasta ahora), tras ser declarado culpable en 1952 por “indecencia grave” debido a su homosexualidad -ilegal en el Reino Unido en ese momento- y ser sometido castración forzada química. Hay que destacar que el gobierno británico no pidió explícitamente perdón por el trato cruel, discriminatorio e “inhumano” que recibió el científico hasta nada menos que 2009.
Algunos creen que el científico, conocido por su excentricidad, se suicidó en 1954 al comer una manzana envenenada, pero nunca se pudo probar. En cualquier caso, el monumento dedicado a él cerca de la Universidad de Manchester le representa en un banco y con una manzana en la mano.

Poseedor de una privilegiada intuición, Turing sentó las bases de la computación moderna y los criterios para la inteligencia artificial, además de ser conocido sobre todo por romper los códigos utilizados por el ejército alemán y su máquina codificadora Enigma, algo que salvó millones de vidas al acortar la II Guerra Mundial.

Pero su trabajo va más allá. En 1936, Turing, que había anunciado planes para “construir un cerebro”, publicó un artículo describiendo la “máquina universal de Turing”; Fue el primero en considerar la posibilidad de programar una máquina mediante ‘datos’ de modo que puedan llevar a cabo otras tareas al mismo tiempo, al igual que los ordenadores de hoy en día.
De hecho, Google cambia su logotipo hoy, a modo de homenaje, con un espectacular ‘doodle’ que emula precisamente esa ‘maquina de Turing’ que planteó de forma teórica.
Cuando fue construida finalmente por otros científicos en 1950, la primera versión del motor de Computación Automática (ACE) de Turing fue la máqina computadora más rápida del mundo.

* Texto de Marietta Le Roux (Afp) | ELMUNDO (Paris-Madrid)

Científicos españoles descubren un nuevo material láser aplicable en medicina

Elimina la necesidad de usar grandes volúmenes de disolventes orgánicos, «la mayoría tóxicos y carcinogénicos»


Un equipo de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Complutense de Madrid (UCM) han desarrollado un nuevo material láser que tiene aplicaciones en campos tan diversos como la medicina, la agricultura o las ciencias ambientales.

Este nuevo material láser elimina la necesidad de utilizar grandes volúmenes de disolventes orgánicos, «la mayoría tóxicos y carcinogénicos», según han informado desde la Facultad de Ciencia y Tecnología del Campus de Vizcaya.

Basado en la creación de imágenes, detección, análisis y manipulación de sistemas biológicos a través de la luz, el nuevo material mejora la eficiencia y la estabilidad de los colorantes comerciales que se emplean en biofotónica.

Además, el trabajo realizado por los investigadores ha sido publicado en la revista «Nature Photonics».
«Eficiente y duradera»

En este sentido, los científicos han obtenido «por primera vez» una emisión «eficiente y duradera» de luz láser roja gracias a la incorporación de dos moléculas colorantes que se presentan confinadas en nanopartículas de látex dispersas en agua.

Según han explicado, «la longitud de onda de la luz roja es clave para la terapia fotodinámica, con usos, por ejemplo, en oftalmología y dermatología».

«La utilización, en biomedicina, de emisores de luz roja, con una longitud de onda superior a 650 nanómetros, tiene ciertas ventajas ya que los tejidos biológicos son más transparentes a ella y la luz puede profundizar más, lo que facilita su uso en cirugía y en tratamientos de terapia fotodinámica, basados en la activación por luz de medicamentos ingeridos», ha explicado el investigador del CSIC Luis Cerdán, que trabaja en el Instituto de Química Física Rocasolano y pertenece al grupo que ha llevado a cabo la caracterización láser y el estudio teórico.

El uso de colorantes comerciales para estas aplicaciones estaba limitado, hasta ahora, «por la poca luz de excitación que absorbían», un inconveniente que reducía su eficiencia.

Asimismo, los colorantes «suelen dañarse con facilidad cuando son excitados, lo que reduce su utilidad tecnológica y hace aumentar el coste económico».

Para resolver estos problemas, los científicos han recurrido a un proceso de transferencia de energía conocido como Förster Resonance Energy Transfer (FRET, por sus siglas en inglés), basado en incorporar dos colorantes: uno donador, capaz de absorber eficientemente la excitación y que apenas se daña, y otro aceptor, que emite luz tras haber recibido la energía del primero.

Según ha explicado el investigador de la UCM Eduardo Enciso, que ha llevado a cabo la síntesis de las nanopartículas y colaborado en el análisis teórico, «empleamos los colorantes Rhodamina 6G como donador y Azul de Nilo como aceptor. Para garantizar la proximidad de los colorantes y, por tanto, una mayor eficiencia, los confinamos en nanopartículas poliméricas de 50 nanómetros de diámetro dispersas en agua”.
Vida útil

En este sentido, Enciso ha añadido que «al integrar los colorantes en estas estructuras se reducen los procesos que degradan sus moléculas tras ser excitadas por la luz, una situación especialmente grave en los colorantes con emisión roja, lo que además evita la pérdida de sus propiedades de emisión y multiplica por ocho su vida útil».

Por otro lado, la caracterización fotofísica ha permitido estudiar el proceso de transferencia de energía en el sistema, que se produce «muy rápidamente», por debajo de los 500 picosegundos (un picosegundo es la billonésima parte de un segundo).

Según los investigadores Jorge Bañuelos e Iñigo López Arbeloa, que han llevado a cabo esta parte de la investigación en la Facultad de Ciencia y Tecnología de la UPV/EHU, «el mecanismo de transferencia de energía es muy complejo, ocurre principalmente por la interacción de los dipolos eléctricos de los colorantes donadores y aceptores y se produce a una distancia media de tres nanómetros».